Grupo de Investigación de la Pesca Artesanal – Escuela de Antropología, Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Chile.

Entradas etiquetadas como “Bucalemu

El último eslabón de la cadena productiva

Imagen
Entrevista a Luis Cordero Godoy, “El Conejo” miembro de Cooperativa de trabajo La Lancha. Alguero y buzo mariscador de Bucalemu, VI región

Por Camila Aravena Salazar & Fabiola Miranda Aguilar[1]

Bucalemu, se ubica en la comuna de Paredones, en la Provincia de Cardenal Caro de la VI región del Libertador Bernardo O’Higgins del país.

La principal actividad económica de la localidad es la Pesca Artesanal, donde se destaca el aporte que realiza la recolección y extracción de algas, en cuanto a toneladas de desembarque de recursos a nivel regional (con un 38% promedio, destinada al mercado internacional).

Sin embargo dicha ocupación (recolección y extracción de algas) según Luis Cordero Godoy, alguero y buzo mariscador de la localidad, afirma que ha sido invisibilizada históricamente debido a que; “Hemos sido negados por muchos años, no hemos sido escuchados por las autoridades, piensan que todos representamos la misma ocupación dentro de los pescadores artesanales y estamos cansados de que nos estigmaticen en el mismo saco”.

Trabajadores/as de algas en Bucalemu

El proceso por el cual los trabajadores/as del mar, transforman las especies recolectadas o extraídas (algas) en mercancías comprende diversas etapas: recolección, secado, amarre, almacenamiento, preparación y presentación del producto final.

Durante el mes de septiembre, los hombres y mujeres que participan de este proceso se trasladan desde el centro urbano de la localidad a la zona norte del borde costero. En estos lugares, ellos se asientan durante toda la temporada que comprende los meses septiembre a marzo (generalmente hasta cuando los niños/as entran al colegio), donde instalan los rukos; “los rukos son nuestras casas en la playa, nuestros padres le llamaban rukos ya que antiguamente los materiales con los que se construían eran palos, paja, plástico o barro”.

Luis Cordero Godoy es alguero y buzo mariscador de la zona, descendiente de una de las familias que habita hace más de medio siglo en Bucalemu, quiénes además han trabajado generación tras generación en la recolección y extracción de algas en el asentamiento playero denominado “La Lancha”. Hace más de dos años también forma parte de la segunda experiencia de cooperativa de trabajo de algas, compuesta post-terremoto 2010.

Distintas experiencias de algueros/as en Bucalemu dan cuenta de la tragedia social que trajo consigo el terremoto. El Conejo nos plantea: “nosotros no recibimos beneficios del gobierno, cuando somos quienes con nuestra mayor parte de nuestro trabajo les damos grandes ingresos a Chile. Todo nuestro material va directamente a exportación lo que no se ve  realmente reflejado pues no nos reconocen ningún valor en el trabajo y ni en el recurso. Hemos sido vilipendiados por el gobierno y los parlamentarios y todos nos sentimos totalmente alejados. Ahora les voy a contar algo muy simple, en el tsunami pasado, nosotros no recibimos ninguna ayuda, ningún aporte para los algueros/as de Chile, ningún aporte por los daños sufridos, por el material perdido, a diferencia de los pescadores que si fueron subvencionados. Los algueros/as en Chile, no existen, ni siquiera se preguntó si algún alguero estaba muerto o estaba vivo, puedo entender entonces que se ignora a una población completa, a un trabajo costero. Sé que es una queja particular, pero también una declaración que representa mucho a mis compañeros, pues no soy el único”.

¿Cuáles son los recursos que extraen en  esta zona?

En la VI región, acá en mi zona, saco varias variedades de algas: cochayuyos, chasca, luga luga, huiros, extraemos pulgas, una cantidad de cosas, mariscos, es una zona muy nutrida tiene mucha riqueza en cuanto a cantidades, en cuanto a dinero, tonelaje y variedades de algas. Sobre todo en la VI sale gran cantidad, para Chile, todo lo que aporta en el año es muy importante el mínimo es 30% o 40% que sale de acá y el resto se complementa con todo Chile, esta zona es muy fuerte en cuanto a alga.

¿Cómo ves tú el futuro de la Pesca Artesanal?

Como está todo, yo diría que “pan para hoy día y hambre para mañana” es lo que se ve a futuro como en el rubro que yo tengo, que soy alguero. Años atrás era a la inversa, porque la pesca era una gran fuente de trabajo y de dividendo para los pescadores artesanales y ahora (frente a la sobreexplotación de los recursos y la ley de pesca que beneficia a los pescadores más grandes) viene un ciclo de retroceso, donde las leyes están afectando el estado de los pescadores. Gracias a eso va a haber un ciclo de atraso bastante importante, en cuanto a extracción de pesca y explotación, digamos una sobreexplotación desde las grandes pesqueras y el artesanal va pasando al olvido.

De a poco el pescador artesanal está siendo extinto o  las remuneraciones van en disminución, donde lo que se sacaba antiguamente ya no es rentable para él y su familia. Probablemente todos vayan retirándose de las costas o ajustándose a los nuevos ingresos que son menos.

Y en ese escenario ¿en cuánto al futuro de la recolección de algas?

El futuro de la recolección de algas, es como lo dije estamos en un periodo que para nosotros se nos dio vuelta la tortilla, estamos en un periodo muy fructífero en cuanto a remuneración y en cuanto a sacar algas. También estamos teniendo el problema que hay un mejor precio y un mayor pedido de empresas exportadoras porque estamos todos exportando, esto trae el acabar el producto y sobreexplotar y como se dice manejar el recurso de mala manera. Pero veo un futuro tremendamente bueno, para nosotros los algueros/as. Lamentablemente luego llega el momento en que no nos queda tanto tiempo por trabajar,  generaciones nuevas de algueros/as no vienen tantas, entonces no sé quiénes irán a aprovechar todo el boom cuando realmente se necesite todo esto, o sea, claro nosotros podemos aprovechar unos 15 o 20 años más perfectamente pero de ahí para adelante es incierto.

El mar va a estar ahí, las algas van a estar pero ya trabajadores algueros/as, mariscadores algueros/as actuales ya no van a estar probablemente en condiciones físicas para el trabajo, Es extenuante físicamente lo cual no quiere decir que todo chileno no tiene un trabajo duro, pues todo chileno tiene un trabajo aperrado pero el trabajo de nosotros es principalmente físico y no creo que pueda hacer lo que yo hago ahora a mis 40 años a los 60 o 70 años, cuando ya venga supuestamente en una escala de bajada.

¿Qué pasa con las generaciones que vienen?

Probablemente no haya una generación de recambio que venga, ya van a haber pocos algueros/as. La solvencia para las fábricas va a ser muy lenta, el material va a estar, el alga siempre va a estar, pero los extractores no se hacen de la noche a la mañana es un proceso muy largo que lleva varios años en aprender a extraer todos los productos que estamos sacando ahora.

Pensando en la pesca artesanal, y el futuro de tu actividad ¿qué crees tú que a futuro pueda ser un conflicto cuando la pesca artesanal se vea mayormente punzada por las grandes empresas a cargo de la pesca industrial por ejemplo, con el exterminio del recurso?

Como todas las cosas por ejemplo, cuando la vaca ya no da leche, no le queda leche en la ubre, la vaca te va a patear. En todos lados van a haber conflictos, ya se están viendo los conflictos en varias partes, en los grandes puertos de Chile, en la VIII, IV y V región, en todos esos lados, en la VI aún no se visto, pero ya están habiendo pequeños conflictos y en 15 años más esto va a ser una debacle si no hay un cuidado conjunto. A nosotros como algueros/as, también nos va a afectar distintamente si ya a ellos, si los pescadores artesanales se ven afectados en su rubro, probablemente vuelvan a las costas donde estamos trabajando nosotros, lo cual también para nosotros es nefasto. Como te digo nosotros con nuestro trabajo de tantos años, lo cual es injusto, porque yo siempre he dicho aquí y a nivel nacional los algueros/as hemos sido un poco dejados de nuestros derechos y nuestro territorio y los pescadores artesanales han avanzado, no se quiere perder nada entonces, a futuro sería bueno que alguien se diera cuenta, un parlamentario o alguien que realmente se dirigiera y creara alguna ley que pueda decir que cada cual trabaje su rubro, los pescadores a sus pescados y los algueros/as a sus algas y solucionar estos conflictos que viene a futuro. Bueno y los parlamentarios y sus grandes empresas tendrán que ver cómo solucionar este gran problema de la depredación que tienen en el mar porque no es un problema que es sólo nuestro.

¿Cuáles son las problemáticas que aquejan a este sector o las demandas más sentidas de las personas?

En estos momentos nosotros como recolectores algueros/as, es nuestra independencia, para nosotros el haber sido negados por una cantidad de años, no haber sido escuchados por las autoridades, donde realmente nos pasan por el aro, pensando que todos somos del lote de pescadores artesanales ya estamos cansados de que nos estigmaticen en el mismo saco, porque al final nos niegan. Nosotros no recibimos beneficios del gobierno, cuando somos quienes con nuestra mayor parte de nuestro trabajo les damos grandes ingresos a Chile, hemos sido vilipendiados (lo vemos en los mismos comerciales del cochayuyo por ejemplo) por el gobierno y los parlamentarios y todos nos sentimos totalmente alejados.

Ahora les voy a contar algo muy simple, en el tsunami pasado, nosotros no recibimos ninguna ayuda, ningún aporte para los algueros/as de Chile, ningún aporte por los daños sufridos, los pescadores si fueron subvencionados y los algueros/as en Chile ni siquiera nadie preguntó si algún alguero estaba muerto o estaba vivo. Lo cual habla muy mal de la alcaldía de mar, de SERNAPESCA, y de todos los conductos regulares pues ignoran que hay una población de un trabajo de acá marítimo, que trabaja en la costa, y como dije antes es una queja particular pero una declaración que representa mucho a mis compañeros, no soy el único, todos nos sentimos identificados con esta declaración que estoy haciendo.

Hemos tenido otras problemáticas de llaves y acceso a las playas – las que teníamos mayormente antes- hay cosas que se han ido solucionando, otras están todavía en el tintero pero ya el trabajo es mucho más expedito.

¿Qué piensas tú del sistema de áreas de manejo?

Creo que podría ser factible pero en un común acuerdo, donde la gente estuviera toda involucrada en reuniones, en acuerdos profundos. No pasar a llevar a la gente, porque es muy complicado cuando hay gente que trabaja y tú la dejas fuera de la zona de extracción. Lo vivimos en carne propia, gente que se aprovecha también que nunca ha trabajado en el mar, que nunca ha sido alguera, usufructúa de las leyes que se le ponen muy suave para meterse al sindicato ser partícipe de un área de manejo. Es tan fácil en Chile hacer una área de manejo, porque no hay regulación, hoy día cualquiera que sea un ciudadano común y corriente, que no haya trabajado nunca, un día de su vida en el mar lo puede hacer, puede tener un área de manejo personal, la puede pedir, eso es porque están muy mal estipuladas las leyes. Pero creo hay cosas interesantes en las área de manejo, pero habría que mejorar algunas cosas, como las leyes y habría que hacer un control más estricto sobre a quién realmente pertenecen las área de manejo. Hay gente que realmente la necesita y gente que realmente va a hacer un buen usufructo del área de manejo que serían realmente los algueros/as artesanales que están hace mucho tiempo. Por lo que vi tuve malas experiencias, de gente que nunca había estado trabajando en el mar, que nunca había estado en una área de manejo, gente que tenía carnicería, era intermediario de algas , o sea era una debacle fantástica, gente que nunca se había metido al agua y ya estaba pidiendo Área de manejo. Por suerte la lógica dio la razón, hubo conflictos y no se llevó a cabo. La idea es buena pero si hay que hacer unos pequeños arreglos a la hojita de vida de las áreas de manejo.

¿En qué sentido es buena?

Porque si se trabaja colectivamente, primero  se trabaja menos, se saca a mejor precio el alga y se saca mayor tonelaje. Hay un crecimiento mayor del alga y eso se traduce en más tonelaje, eso habría sido muy bueno, pero tienen que haber acuerdos, tiene que haber leyes, tiene que proteger el estado chileno, involucrarse y proteger SERNAPESCA, los marinos, pero a veces las leyes no están, y cuando están, están mal hechas, ése es el problema, o benefician solamente a unos pocos y dejan a mucha gente afuera. Entonces a la larga uno se involucra y se vuelve un caos.

Con esto del reconocimiento hacia los algueros/as, diferenciándose de los pescadores ¿cuál es la importancia de la memoria y el patrimonio para contribuir a la visibilización de la historia alguera?

Hay de todo un poco, nosotros acabamos de formar una cooperativa, donde hay patrimonio, generaciones pasadas que han sido vulneradas por muchos años, olvidadas por los gobiernos y el estado de Chile. Nosotros le damos nuestros pulmones a Chile y seguimos estando por allá atrás “como la cola de chancho” como dicen, en Chile hay otros trabajadores reconocidos, el jornalero, las personas temporeras todos, menos nosotros, nosotros no salimos ni en las cómicas. Se trata de hacer un patrimonio nacional que tenemos quienes trabajamos en el alga, o sea somos una gran fuente de trabajo para Chile y tenemos como dice el dicho “mal paga el diablo a quien le sirve”.

Ya un mundo de generaciones hemos servido demasiado bien a Chile, somos dos, tres o cuatro generaciones que hemos ayudado a tirar al país para arriba y seguimos siendo olvidados. Hay una gran parte de patrimonio que queremos sea reconocido y también para las generaciones que vienen, firmar un precedente de que si van a tener un respaldo como algueros/as y para que conozcan la historia de los padres y generaciones que han estado por un siglo aportando al país en general.

El último eslabón de la cadena productiva…

Los algueros/as en Chile, trabajan desde la costa de la XV región hasta la XII región del país. Actualmente, los datos de los inscritos en el registro pesquero artesanal (RPA) dan cuenta de 37.641 personas registradas como “algueros/as”, dato en el cual debemos poner ojo y ser críticos a la hora de señalar que son la totalidad, esto porque hay personas no inscritas que se dedican a la actividad, o quiénes se inscriben en otro rubro de la pesca artesanal. Muchas veces debido a la invisibilización, olvido y/o el desconocimiento que se tiene sobre los algueros/as en Chile, es conveniente registrarse en otro rubro aunque sea uno donde dediquen menor cantidad de tiempo de trabajo. Lo que justifica que la actividad de la pesca artesanal en Chile es multifacética y heterogénea.

En la VI región, hay 990 algueros/as inscritos, donde 308 son mujeres algueras y 682 hombres algueros/as, y representan el 2,6% de la población alguera total del país[2]. La población inscrita en Bucalemu como alguera menor a la que realmente se dedica a la actividad alguera, es por esto no usaremos el dato que se explicita en SERNAPESCA.

Según SERNAPESCA, la caleta de Bucalemu en el cuarto mes de trabajo alguero representa el 58% de desembarque de recursos en la región y el promedio de desembarque de algas en todos los meses es de 38% en la región. Frente a esto los algueros/as de Bucalemu se quejan de no ser visibilizados, conocidos ni valorizados por las autoridades políticas de la región y país, aun representando importancia económica. Experiencias como el terremoto y el nulo respaldo del estado en temas como la salud, la educación y el trabajo hacia los algueros/as o buzos mariscadores, inclusive desde empresas privadas, como en el caso al acceso a créditos o subsidios “cuando he ido a pedir al banco créditos para pagar una enfermedad fortuita, o materiales del colegio de mis hijos, me preguntan cuál es su trabajo, he dicho alguero o buzo mariscador y me dicen y ¿qué es eso? (alguero del sector “Las Cruces norte”, 2012)”.

Los algueros/as/as en Bucalemu, desde el actual sistema económico particular se sitúan en la actividad económica primaria, dedicada a la extracción de recursos y materias primas, la cual es definida como el primer eslabón en la cadena productiva de los circuitos económicos.

Frente a esto los algueros/as en Bucalemu, se sitúan críticamente como el último eslabón en la cadena productiva debido a que reciben socialmente una nula valorización del trabajo, tienen nulo control del acceso al trabajo y son explotados, pues perciben que muchos ganan sin necesidad de pisar el mar, a costa del trabajo en malas condiciones que deben realizar algueros/as del país.


[1]  Estudiantes de Antropología, UAHC. Etnógrafas GIPART Proyecto NTI “Estudio comparativo de la trayectoria en la implementación de Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERB) en la IV, V y VI región. 2006-2013”

[2] Fuente Servicio Nacional de Pesca, año 2012.